Todos somos Joac

| Publicado: | Código fuente

(Disclaimer: este texto está sobradamente copiado de `la declaración de OpenData <http://opendatacordoba.org/blog/sobre-los-allanamientos-con-motivos-de-las-vulnerabilidades-en-el-sistema-de-voto-electronico/>`_, porque tenía ganas de escribir algo parecido, y no me salía, y ellos lo expresaron muy bien)

Sobre el allanamiento de domicilio a Joaquín Sorianello ocurrido el viernes a la noche.

A horas de los comicios de primera vuelta para elegir a las autoridades de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, nuestro amigo y colega Joaquín Sorianello denuncia el allanamiento de su domicilio, realizado por la la Policía Metropolitana bajo las órdenes de la jueza Dra. María Luisa Escrich.

El motivo aparente es haber informado sobre una vulnerabilidad grave en los servidores de la empresa Magic Software Argentina (MSA), dueña y operaria del sistema de voto y escrutinio electrónico a ser utilizado en las elecciones porteñas. Esta falla de seguridad permitiría el envío de información apócrifa a los sistemas donde se computa el escrutinio provisorio, vulnerando así la voluntad popular.

Joaquín es un reconocido programador, experto en redes informáticas, muy querido y respetado en distintas comunidades de software libre en las que participa, no sólo por su conocimiento técnico sino también por sus profundos valores y su calidad humana. Su descubrimiento, de una gravedad institucional que no se condice con la pobre difusión pública que tuvo, fue logrado gracias a su loable sentido del deber cívico, y fue informado en primer lugar a la propia MSA para que tome las medidas correctivas. Lejos de obtener premio alguno por colaborar con la transparencia que la ocasión demanda, Joaquín fue víctima de un allanamiento, como si hubiese cometido un acto criminal.

La celeridad y falta de sentido común con la que este allanamiento se realiza resulta al extremo injustificable además, dado que, 6 meses atrás, el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad, José Osvaldo Casás, presentó su renuncia al cargo a partir de las falencias ya visibles del sistema de votación.

Es por eso que más allá de alguna que otra acción privada que siempre será insuficiente, me solidarizo con la situación de Joaquín y de otros colegas afectados por este bochornoso accionar de la justicia porteña. Consideramos que el espacio para quienes quieren mejorar las instituciones y la transparencia del pilar fundamental de la democracia, como lo es la voluntad del pueblo a través del sufragio, tiene que existir y ser valorado.

Comentarios Imprimir