Tres Cientos

Corría el año 2002, y yo tenía por delante un largo viaje a Italia, de unos tres meses y medio, para la segunda etapa del Master en Ingeniería de la Innovación, que hice ese año en la Universidad de Bologna.

Se presentaba ante mí una dificultad operativa: no quería tener que estar pendiente de comunicar a familia, amigos y allegados, uno por uno, cómo iba el viaje, cómo estaba yo, el estudio, Italia, etc.

Entonces decidí que la mejor solución era montar la información en algún lado, y dejar que todos aquellos que quisieran levanten la info de allí. ¡Un blog!, pensarán ustedes, pero en esa época el concepto no era tan conocido y no habían herramientas tan populares como hoy en día.

Mi solución, precaria pero efectiva, fue de armar los HTMLs a mano. Sí, mis queridos y postmodernistas lectores: en una época nos ensuciábamos los dedos así, :p. Ok, usaba el Mozilla Composer, pero si alguna vez lo probaron, era casi como armar el HTML con el Vi. Mi sitio tenía entonces una página principal con las noticias más recientes, algunos links de interés, frase de la semana, etcétera.

Habían otras páginas secundarias, como una con un montón de enlaces que yo usaba a nivel de "bookmark en la red", y otra con archivos de distintos tipos para descargarse. Pero la más importante de estas páginas secundarias era la de Anotaciones anteriores: cada vez que yo ponía texto nuevo en la página principal, movía a mano lo que allí había a esta sección histórica. Páginas, archivos, y etcéteras estaban en un hosting de esos gratis que se conseguían por aquellos tiempos (no me acuerdo cual, pero creo que si tenía propaganda, no molestaba). Lo peor es que no me acuerdo en qué dirección estaba colgada en esa época... :(

Fue una excelente experiencia, pero el master terminó, y volví a la Argentina. Ese principio de blog, ya llamado Bitácora de Vuelo, no tuvo mucha más razón de ser, así que lo congelé.

El tiempo pasó, y un día estaba en el Laboratorio de Electrónica de la facultad, en otra vida mía en la que era profesor de Hardware de PC, y necesitaba un dato que sabía que estaba en esa bitácora que había construido un par de años atrás. Busqué en internet, y la encontré, pero por algún motivo y percance del hosting gratis, ya no estaba disponible. Sin embargo, en el caché de Google había algo, y en la máquina del tiempo de Internet habían otras partes.

Más allá del dato que necesitaba, me colgué leyendo lo que había escrito en su momento, y lo disfruté de tal manera que pensé que estaría muy bueno, dentro de algunos años, poder leer lo que estaba haciendo en ese momento. Así que decidí que iba a tener un blog, hecho y derecho.

Luego de algunos experimentos con distintos Administradores de Contenidos, y aprovechando que habían surgido una camada de hostings baratos que ofrecían mucha funcionalidad, terminé levantando una nueva Bitácora de Vuelo. Usé Dattatec como hosting (aunque luego de una primera etapa correcta, el servició cayo a niveles insostenibles y me fui a Hoztear, donde estoy ahora).

Sí me quedé con el Content Management System que utilicé de entrada, aunque en esa época se llamaba Plog y luego cambió al actual LifeType (por un problema en el nombre, que estaba registrado por otra gente). Sí fui actualizando el software, en función de que salían nuevas versiones, e incluso tiene muchas customizaciones a mano, detalles que uno le toca porque quiere distinto, o mejoras que le agrego (la magia del software libre). Todo este "viaje" de hostings y administradores de contenidos siempre lo hice acompañado de Mariano, que fue recorriendo estos pasos de la misma manera que yo con su blog (que nació por la misma época), con lo cual íbamos realimentándonos de experiencias, pruebas, y resultados: invaluable.

En este camino muchas cosas fueron cambiando de forma, detalles que le agregaba al blog, como por ejemplo el sistema de autenticación para eliminar el spam cuando ponen comentarios, el enlace para imprimir en la que la página se ve linda para usar eficientemente el papel, etcétera. Otro detalle que ya corregí es que en los Enlaces solo tengo contenido de este mismo sitio (algunos míos, otros de terceros, pero todo colgado acá), incluyendo la Bitácora de Vuelo anterior, lo que escribí durante mi estadía en Italia, por si les interesa.

Todavía faltan modificaciones que quiero hacerle. Las dos más importantes es que quiero revisar todos los archivos que tengo subidos al sitio y relinkearlos para que se puedan acceder desde un lugar centralizado, y que quiero recategorizar los posts (como ven acá a la derecha, hay un desbalance entre la categoría General y el resto, con lo cual vale la pena algun reorden para que tenga más sentido).

El motivo de esta revisión histórica es que este post es el número 300, todo un número. Mi querida Bitácora de Vuelo, ¡feliz cumplecientos!

Comentarios Imprimir

Una para el lado de los buenos

El miércoles, y para mi gran satisfacción fue condenado a reclusión perpetua el ex capellán de la policía bonaerense e hijoderemilputa Christian Federico Von Wernich.

Básicamente lo van a poner a la sombra por partícipe necesario en la privación ilegal de la libertad agravada de 34 personas y coautor de la aplicación de tormentos agravados de 31, y coautor de la privación de la libertad agravada y del homicidio triplemente calificado de siete personas. O sea, raptó a 34, torturó a 31, y raptó y asesinó a 7. Un nene de pecho, ¿no?

"Yo sé muy bien lo que hice, por qué lo hice y con quiénes lo hice. Nadie me va a prohibir dar misa ni perderé ninguna de mis atribuciones", dijo en 1984 Von Wernich en una entrevista publicada por Siete Días.

Se nota que el tipo sabe en qué clase de estructura está metido, en la santísima Iglesia Católica, que no solo apañó en su momento sus acciones, sino que ahora no le va a tirar ni de las orejas. Ayer, ya preso en el penal de Marcos Paz, el tipo dio misa y todo. Obviamente, a pesar de la condena por delitos de lesa humanidad, cometidos "en el marco del genocidio", que pesa sobre él, Von Wernich no será sancionado por el momento por la Iglesia Católica y por lo tanto podrá seguir ejerciendo el ministerio sacerdotal que lo habilita para celebrar la eucaristía e impartir el resto de los sacramentos.

Por supuesto que hay curas que tienen otra actitud, a los que vale la pena recordar, como Carlos Mugica (en 1972 dijo "El Señor no nos dijo 'ustedes pueden matar o no matar'. Pero debemos estar dispuestos a morir."; recordemos que Mugica fue asesinado por la Triple A). Pero creo que esto curas hicieron y hacen mucho bien a pesar de la Iglesia, no por ella. Tengan en cuenta quién es el máximo representante de la Iglesia, elegido por la misma, y a la que todos los católicos practicantes reconocen como representante de Dios en la Tierra...

Comentarios Imprimir

CaFeConf 2007

Día 1

La edición 2007 de CaFeConf arrancó al mediodía, pero muchas personas llegaron antes: no sólo los organizadores, sino también aquellos que teniamos que armar los stands. Python Argentina tenía uno, y este año aparte de colgar nuestra querida bandera teníamos también una cartelera de trabajo que presentar.

/images/cafeconf07/pyar.jpeg

Cuando tuvimos el stand "funcionando" como queríamos, nos relajamos y empezamos a atender a la gente que empezó a agruparse alrededor ni bien mostramos las OLPCs.

Al rato se hicieron las doce menos cuarto y partí a mi charla en el Auditorio, Introducción a Python, a la que asistieron alrededor de 100 personas. Salió muy bien, casi perfecta, más que nada por la cantidad de veces que ya la di. Sin embargo siempre encuentro pequeños ajustes para realizarle.

Luego nos fuimos a comer, y por eso nos perdimos la charla siguiente. La otra realmente no me interesaba, y luego el día (cortito) cerraba con la keynote de Enrique Chaparro. Enrique es un especialista en seguridad de los sistemas de información, devenido propagandista del software libre. Ha participado en proyectos significativos de implantación de software libre en los sectores público y privado, y ha colaborado con proyectos legislativos sobre uso de software libre en el Estado en Argentina, Colombia y Perú.

La charla estuvo muy buena (aunque lenta por momentos), y utilizaba el cuento de Caperucita Roja como metáfora sobre en dónde estamos con el Software Libre, cómo estamos, qué alternativas tenemos, qué cursos de acción, etc. Como muestra, una de las filminas decía "Caperucita en el bosque: Cómo llegamos aquí, cómo lidiar con el Lobo Feroz usando software libre... si nos dejan; y por qué y a quiénes les interesa no permitírnoslo".

Al terminar, partimos un grupo relacionado con Python Argentina a tomar unas cervezas. El lugar al que fuimos no nos convenció para quedarnos a comer, así que terminamos en una pizzería cercana en la que comimos muy bien, no salió caro, y fuimos bien recibidos aunque éramos más de 20.

Día 2

Las dos charlas que había antes del mediodía o no me interesaban tanto, o ya las había visto. Entonces me quedé en el stand hasta que se hicieron las doce y arrancó la charla que dimos con Lucio, "Python más rápido que C".

Esta charla era bastante esperada, porque desde hace un mes o mes y medio que venimos diciendo que vamos a darla, y aunque mucha gente se mostró interesada, nosotros no dimos ninguna pista del trabajo. Sin embargo, nos sorprendió la cantidad de gente: alrededor de 80 personas se amontonaron en el aula, no sólo ocupando todas las sillas, sino también los pisos atrás, adelante, y en los pasillos.

/images/cafeconf07/yolucio.jpeg

La charla salió muy bien, y una prueba de ello es que las preguntas luego de la charla no atacaron los resultados ni conclusiones: estuvo todo muy bien justificado y probado, y la concepción de que "si en lugar de programar en Python, escribís en C, muchas veces (no siempre, pero muchas), estás haciendo optimización prematura" fue una conclusión aceptada. La charla, junto con los programas que hicimos, aquí.

Luego, a comer. Al volver, estuve un rato en el stand de PyAr y marché a un muy buen taller de Federico Heinz sobre Activismo. Se hablaron de muchas cosas interesantes, como cultura, política, software como construcción de la identidad de grupos, cómo llegar a que el estado no nos coarte libertades, etc...

Salimos unos minutos tarde del lugar, y con Moni decidimos ir a tomar un café. Ya cerca de las seis bajamos y nos aprontamos para el Cierre, que estaba a punto de comenzar en el Aula Magna.

El cierre estuvo muy bien, aunque nunca esperamos a ver que el hasta ahora conocido como "Teletubi naranja", también podía ser el "hombre Tux":

/images/cafeconf07/leito.jpeg

Luego de los pequeños discursitos y sorteos de rigor, nos desconcentramos todos. Terminamos de desarmar el stand de PyAr, saludos, abrazos, etc.

Con Moni volvimos a casa, dormimos una pequeña siesta, y partimos a eso de las 11 de la noche hacia Palermo, donde era la fiesta cierre del evento, en PK2. Al principio eramos poquitos, pero luego fue cayendo la gente y se armó la joda grande.

/images/cafeconf07/parranda.jpeg

Como conclusión, otro CaFeConf, otros dos días espectaculares. Python tuvo nuevamente un papel preponderante en las conferencias. Y yo cada vez estoy más inmiscuido en la comunidad, lo cual me alegra y al mismo tiempo me motiva para seguir participando. Todas las fotos acá.

Comentarios Imprimir

Artículos

¿Qué tienen en común un terapeuta sistémico, un integrante de una comunidad autosustentable, un entrenador de remo, un desarrollador de software y un miembro de una ONG? Todos ellos viven sus vocaciones "en red": formando equipos, tejiendo vínculos, construyendo proyectos en grupo, pensando en sistemas y no en individuos.

Así arranca la presentación del informe especial "Redes" de la revista online Myriades 1. El análisis es genérico y multifacético, no está restringido a una temática en particular, tocando el análisis punto como Vocación, Personas, Comunicación, Cultura, Ciencia y tecno, y Ocio.

En la sección de Vocación, uno de los items es Arquitectos del software libre, donde se reproduce una entrevista a Victor Rodriguez del grupo Perl de Capital Federal y al que suscribe, como parte de Python Argentina.

Por otro lado, no quiero dejar de mencionar este artículo del Página 12 de hoy, que habla del Software Libre y del CaFeConf que arranca mañana.

Comentarios Imprimir

Dos conferencias

Ya tenemos con nosotros a CaFeConf 2007, 6tas. Conferencias Abiertas de Software Libre y GNU/Linux, este viernes y sábado.

El viernes yo doy la ya clásica "Introducción a Python", y el sábado una charla con Lucio, "Python más rápido que C". Pero van a haber muchísimas otras charlas interesantes, y siempre es bueno estar en estos eventos del ambiente. ¡No se lo tienen que perder! Vamos, ¡es gratis! Sólo tienen que registrarse previamente en la página.

El 3 de Noviembre, por otro lado, tenemos el Ciclo de Charlas UNLUX 2007: "Conectando Puntos", evento de difusión y capacitación sobre Software Libre, en el cual expertos en diferentes áreas disertaran sobre temáticas diversas del Software Libre, existiendo charlas de todos los niveles y abarcando la mayor cantidad de temas posible. Aquí también doy "Introducción a Python", y esperemos también tener un stand de Python Argentina, :)

Esto sería en la sede central de la Universidad Nacional de Luján. Es un evento libre, gratuito y abierto a la comunidad.

Comentarios Imprimir