Finde

| Publicado: | Código fuente

El viernes fui al cine con Mariano, vimos Creep: -1.

Laburamos un rato en SiGeFi, lo cual ya por sí solo es raro (hace mil años que no teníamos un encuentro de ese lado de la pantalla al respecto). Y la caminata al volver, del Village Recoleta hasta Estados Unidos al 970, se está volviendo un saludable hábito.

El sábado repetí cine, esta vez fui con Vivi y Caro.

/images/uff/530241435_4e12617c18_o.jpg

Vimos The merchant of Venice: +0. La idea era verla a las 22:15, entonces arreglamos encontrarnos a las nueve de la noche, sacar las entradas tranquilos, comer algo y ver la peli. Pero a las nueve, ya estaban todas las entradas vendidas, ¡más de una hora antes!

Después razonando, lo entendimos. Era el día de inauguración del Village Caballito, y las salas son más chicas, así que deberíamos haber llegado más temprano. Incluso, sacando entradas para la una de la mañana (que fue lo que hicimos), no estaban los mejores asientos (aunque tuvimos buenos).

El domingo tuve fiesta de día: el cumpleaños de Lisandro. Me encontré con Nelson, que hace años que no veía, y con la madre de Lis, que no la veía desde la última vez que fui a la casa de ellos, diez años más o menos.

/images/uff/530241525_a61e7da688_o.jpg

La pasé super bien, conocí a Gabriela (la pareja de Lis), y a un par de amigos que nunca me había cruzado. Charlamos de mil cosas, desde fútbol, hasta de las retenciones a las exportaciones de carne. Se nota como la afinidad bien establecida hace que los amigos de tus amigos te caigan bien, :)

Y lo mejor es que a Lisandro se lo veía contento. Realmente es un tipazo, de esas personas que iluminan un poco la vida de todos. Yo cuando sea joven quiero ser como él, :D

Comentarios Imprimir