PyCon Ar 2015

La semana pasada se hizo la séptima conferencia nacional de Python en Argentina, la PyCon Ar 2015.

Fue en Mendoza. Un poco lejos para ir en auto o en micro, así que decidí en ir en avión. A nivel de costo era lo mismo, y la ganancia en tiempo era notable. Me permitió viajar el jueves, y volver el domingo, sin perder completamente ambos días o más.

Allá me quedé en un hostel, que siempre es más comunitario que un hotel, aunque menos privado. Pero bien. Fuí a Casa Pueblo Hostel, lindo y barato.

El evento se hizo en el Espacio Cultural Julio Le Parc, un lugar muy grande (que no estaba para nosotros sólos, obviamente). Tenía sus limitaciones (el viernes para el segundo track se hizo en un aula que siempre desbordaba) pero estuvo bien.

Algo para destacar es que teníamos el almuerzo resuelto (una vianda fría, abundante) muy al estilo de las PyCon yanquies. Y como allá, se almuerza en rondas en el piso, en el parque, en cualquier lado, porque se desborda cualquier capacidad de "asientos para comer". Me gusta lo de proveer la solución para el almuerzo, se resuelven un par de problemas de un mismo golpe: la gente no tiene que salir masivamente a buscar qué come y dónde, y de yapa no se demora en llegar al bloque de la tarde.

Dando la charla de Async en Py3

A nivel contenidos, la conferencia estuvo espectacular. Aproveché un montón de charlas: la de "Practical OpenCV" de Diego Ramirez estuvo interesante; "Encantando PythonES para masticar data" del gran Juanjo Ciarlante me enseñó un montón de cosas sobre map&reduce; la de "socket a asyncio en 45 minutos" de Marcos Dione me pareció super valiosa para dar en dos horas, le explicaría mucho a mucha gente; David Weil con "Es posible detectar las excepciones de un código Python" siempre con análisis interesantes super prácticos y de bajo nivel; Sofía Martin con "Tu primera aplicación con Kivy para móviles" mostrando lo fácil y directo que es hoy día hacer Python para Android; y "Cacheando fuera de Django" de Guillermo Narvaja, con tips e info basada en experiencia real.

Y estoy dejando afuera a las dos keynotes: Ashwini Oruganti hablando del futuro de Python y la PSF, y Simon Willison disertando sobre Microservicios. Bien, pero nada del otro mundo.

A nivel personal, dí dos charlas, una sólo y otra acompañado. Por un lado Programación asincrónica en Python 3: el futuro ya llegó, que no era la primera vez que la daba y encima me quedé sin tiempo y faltó explicar muchos ejemplos. Pero a la gente le gustó (o al menos eso me fueron comentando). Y además dimos con Joac No es magia: descriptores al desnudo, una charla sobre un tema tan complicado que creo que haberla dado en tiempo y mostrando todo lo que queríamos fue un éxito por si mismo. Y de nuevo, recibimos mucho feedback positivo.

Joac y myself dando la charla

El lado negativo de todo fue que fui a Mendoza, pero no paseé ni conocí nada. Ya volveré, claro que sí. |

Comentarios Imprimir

El rumbo tan temido

Me gustó mucho la editorial de Eduardo Aliverti, en Marca de Radio del sábado pasado.

Me gustó porque se explaya un poco en conceptos que comparto, pero bien contado, mostrando lo que me parece que sería el rumbo si gana la derecha (a.k.a. Macri) en Argentina.

Acá pongo unos parrafitos centrales, pero pueden acceder al texto completo o incluso al audio.

Lean, por favor, que al final del post hago un par de preguntas...

Van a devaluar a lo pavote para recomponer la maximización de la renta agropecuaria exportadora. Van a satisfacer a una burguesía que es local, no nacional. Van a bajar la demanda por vía fiscal y monetaria, van a desregular el mercado cambiario, van a producir la caída del salario real, van a destruir a las pequeñas y medianas empresas, aumentará el desempleo y el trabajo informal y al final de la película que ya vimos y sufrimos chiquicientas veces van a reprimir y se fugarán de nuevo en helicóptero pero con su plata bien pipona.

Los científicos volverán a lavar los platos, a los pobres les mantendrán la AUH pero la cobrarán el día del arquero porque desfinanciarán al Estado como motor del consumo, los sectores medios se encantarán con ese comienzo de dólar para todos para más tarde o más temprano ir a reventar las puertas de los bancos, las empleadas domésticas tendrán que cantarle a Gardel en el reclamo de sus derechos adquiridos, los que tienen una pyme de producción quedarán en la lona por invasión de importados y los que la tienen de servicios sufrirán que no les pueden pagar la cuota o la tasa de lo que sea porque la gente se quedó sin laburo.

La inflación descenderá, eso sí, pero entonces habrá de preguntarse, otra vez, créase o no, para qué sirve que baje si no hay ni salario real ni empleo. Habrá ese período inicial de espejitos de colores porque, seguro, aparecerán los dólares que tienen guardados en las silobolsas (unos 10 mil millones, según cálculos aceptados por interesados y especialistas) y, grandemente probable, los que provengan de un nuevo endeudamiento internacional para engordar reservas.

No es tan sencillo como se lo expresa porque hay también reservas que no son monetarias sino sociales, y aun cuando ganaran en las urnas tendrán enfrente a una potencia movilizadora, combativa, nada despreciable.

Pero el rumbo es ése.

Si llegaron hasta acá, gracias por acompañarme :)

Entonces, creo que todos caemos en tres alternativas, luego de haber leido estos párrafos...

  • Aliverti está equivocado, las cosas no van a ser así si gana Macri
  • Está en lo cierto, y es un bajón
  • Está en lo cierto, y es el modelo ideal de país ideal

A mí me parece (como anticipé al comienzo), que está en lo cierto, y que es un bajón.

Aunque Scioli no me representa, y creo que habría que marcarle la cancha muy bien, me parece que más o menos va a seguir llevando el país por el modelo de los últimos años. A Macri, sin embargo, le tengo pavor.

Vos, ¿de qué lado estás?

Comentarios Imprimir