Éxodo

Una vez que dejaron el auto en la Central de Taxis, fueron a la casa de ella y comenzaron a estudiar las imágenes que ambos habían fotografiado en la caverna grande, así como también los documentos de Félix Carabajal sobre los grabados de la caverna chica.

De las imágenes que ellos tomaron no habrían podido sacar nada sin los documentos del padre de Roxana. Para ellos fue como la Piedra Rosseta. Félix Carabajal tenía explicados y traducidos los dibujos de la caverna donde murió.

Esta caverna contaba momentos de la última época de la raza, de una sequía que, cada vez más pronunciada, los forzó a empezar a utilizar los ríos subterráneos y a inventar mecanismos artificiales de vida. También había referencias a una emigración del planeta y a experimentos de ingeniería genética.

(`sigue acá <http://www.taniquetil.com.ar/facundo/hr/hr.html#8>`_)

Comentarios Imprimir

Amiga

Agata pasó por Buenos Aires, sólo unos días, aprovechando que se casaba el hermano de Edu.

Su llegada coincidía con la mía de Chicago, y como la semana estaba cargada para ambos, no pude hacer demasiado más que ir a visitarla.

El miércoles a la noche nos hicimos con Moni una escapada hasta allá. El reencuentro estuvo bueno, y era la presentación entre Moni y Agata. La vuelta estuvo complicada: llovió demasiado (¡mal!), y se nos complicó para volver... ¡casi nos quedamos dos veces con el auto en el medio de la nada y con todas las luces cortadas!

El sábado volvimos a ir, pero ahora era con más tiempo, más tranquis, y también con más gente. Lo encontré a Pablo, también, que hace mucho que no lo veía, y a toda la familia de Agata.

Agata, el que suscribe, y Moni... un lujo

Como si fuera poco, el domingo repetimos, ¡desde el mediodía hasta tarde a la noche! También con familia durante gran parte del día, la pasamos bárbaro.

Estoy muy contento de poderla haber visto. Y más aún de haber podido encontrar ratitos para charlar (esto lo logré más que nada por repetir la rutina que tenía hace más de una década: llegar antes que nadie, e irme después que todos).

Ahora con Moni tenemos el "pendiente" de ir a visitarla a Italia... es complicado, pero espero no tener que esperar nuevamente cinco años para volver a encontrarme con una persona que quiero tanto.

Comentarios Imprimir