Y se casó Poli, nomás

El sábado 17 del mes pasado, luego del recital de La Renga, me bañé y me fui para San Telmo donde se hizo la despedida de solteros de Paula y Claudio.

Moni ya estaba allí, porque había ido más temprano con las amigas de Paula a disfrazarla y hacerle hacer las cosas ridículas de siempre. Luego se fueron a este lugar en San Telmo, donde comieron, etc.

Yo cuando llegué ya habían comido, pero luego de la cena en el boliche corrieron mesas y sillas y se armó el cachengue: baile, tragos, etc. A Poli la disfrazaron de abeja, y a Claudio de flor. Estuvo todo muy divertido!

http://farm4.static.flickr.com/3399/3257154349_aec661f1df_o.jpg

El sábado 24 fue finalmente el casamiento. La fiesta se hizo en el Club Arquitectura, en Capital Federal. Una de las testigos tardó en llegar, y como hacían la ceremonia del civil en el momento, la novia tuvo que demorar su arribo. Pero luego finalmente llegó, se hizo la ceremonia (habló el juez, ellos mismos dijeron unas palabras, e incluso Claudio le cantó a capella algo a su nueva esposa), y luego sí nos largamos a comer y tomar.

La cena fue asado. Las achuras estaban ricas, la carne también, pero el matambre a la pizza estaba increíble, ¡increíble! Creo que nunca había comido un matambre a la parrilla tan suave y tan rico...

http://farm4.static.flickr.com/3361/3257983734_8f1cbac5ee_o.jpg

La fiesta en sí tuvo algunos ingredientes más que los normales. Hubo bastante música en vivo, por ejemplo. Claudio volvió a cantar, esta vez acompañado por un guitarrista. Hubieron dos guitarras a dúo, con uno de los guitarristas cantando, que hicieron unos lindos blues. Y una mujer cantó unos tangos muy, muy bien.

Cabe notar que mucha de esta gente son profesores de canto o música, compañeros de Claudio, así que no sorprende la buena calidad.

Pero no sólo hubo música: también una pareja bailó tango para el deleite de los espectadores.

La verdad que salió todo muy bien. Con Moni estamos muy contentos por los chicos, :)

Comentarios Imprimir