Casamiento del primo

Ayer tuvimos una de las mejores fiestas de casamiento en mucho, mucho tiempo.

Se casó mi primo Adrián con Analía (bueno, la verdad es que se casaron el viernes, ayer fue la iglesia y la fiesta).

La ceremonia religiosa arrancaba al mediodía, por lo que con Moni planeamos salir a las 11 de la mañana de casa. Nos levantamos con tiempo, nos bañamos, iba todo bien.

A las 10, lo único que quedaba por mi parte era coser el dobladillo del pantalón nuevo que había comprado, y plancharme la camisa (iba a usar una camisa que ya tenía, porque no habíamos encontrado algo que nos gustase cuando salimos a comprar). Moni, por su parte, se tenía que maquillar, planchar el pelo, etc.

Era el primer dobladillo que cosía, así que me llevó más de lo pensado. Pero a las 10:50 ya estaba terminando. Moni, que había terminado su parte, me ofreció planchar la camisa. A los dos minutos, vuelve y me dice "No podés usar esta camisa, está manchada con lamparones azules". :(.

No tenía camisa para el casamiento. :(.

Dos opciones me quedaban: ir de traje, o salir a las corridas a comprar una camisa. Eran las 11. La ceremonia arrancaba a las 12. Ouch!

Traje no quería usar: aparte de que quería estar menos formal (era fiesta de día), no me apetecía el estar todo el tiempo vestido de negro. Así que ultimamos detalles y salimos corriendo a comprar la camisa.

El lugar de compra fue fácilmente estipulado: hay un local de Kevingston en el Soleil, camino a Luján, al cual ya habíamos ido (ahí me compré el pantalón, pero en su momento no nos convenció ninguna de las camisas que había). Entramos al local, y la que nos atendió no entendía nada: lo apurado que estábamos, y que sabíamos donde estaban las camisas que queríamos, etc. Por suerte, al toque encontramos un modelo que nos gustó bastante, y "me la llevé puesta", literalmente.

Pegamos apenas una vueltita porque no sabíamos salir del Soleil tomando el Camino del Buen Aire para el lado de Luján, pero no nos perdimos: eran 11:45, y quedaba un buen tramo. Nunca fuí por el Buen Aire ni por Acceso Oeste tan rápido. Llegamos a la iglesia 12:23, pero todavía no había empezado :). ¡Por cinco minutos!

Analía entrando a la iglesia

La ceremonia se hizo en la parroquia del barrio, una iglesia muy chiquita, y estuvo muy bien. Aunque el cura era un poco ortodoxo, la ceremonia no fue pesada. Luego de que salieron, y hubieron los correspondientes saludos, lágrimas, etc, arrancamos para donde se hacía la fiesta: parrilla Las Magnolias, ahí mismo a tres cuadras, un lugar hermoso.

El restaurante estaba dividido en tres áreas principales: patio de entrada, área interna, y parque. Al llegar, había una regia super picada en el patio de entrada: dos mesas con bebidas (me tomé un fernet con coca y dos gancia con limón), y una mesa laaarga con la comida: salame de Mercedes (¡espectacular!), jamón crudo, quesos varios, pan casero, pan saborizado, lechón frio, canapés, empanadas, etc. Muy bueno.

Mónica, mi tia Vivi y yo

Mientras estábamos todos comiendo, llegaron los novios, pero sin mayor fanfarria: entraron solamente, de volver de sacarse fotos, y estuvieron ahí con nosotros. Luego pasamos todos al área interna, donde estaban todas las mesas para el almuerzo: choricito, morcilla, ensaladas, asado, pechito de cerdo, vacío, pollo, etc. Todo regado con un tinto Nieto Senetiner que estaba muy bien.

Luego salimos todos porque comenzó el baile, como es tradicional, con el típico vals entre los novios donde se va agregando gente. Y ya no volvimos a entrar, porque luego el vals degeneró en música más bailable, siempre en el patio de entrada, y bien pegado está el parque del lugar, donde estábamos todos charlando.

Adrián y Analía bailando el vals

Ahí mismo en el parque pusieron algunas mesas juntas y armaron la "mesa de dulces", que abrieron con el corte de la torta de bodas, y un brindis entre todos. Me gustó el detalle que el brindis no se hace simbólico entre la pareja y todos levantando la copa, sino que repartieron el champagne (o sidra, a elección), y cada uno iba y brindaba con quien quería, incluído los novios.

Disfrutando de la música a la tarde

Y acá quiero resaltar un detalle que hizo que en este casamiento uno se sintiera más parte de la fiesta. He ido a algunos casamientos donde los novios tienen que hacer quichicientos algos. Un algo puede ser cortar la torta, por ejemplo, o sacarse fotos de tal manera, o hacer tal o cual otra cosa. Lo que terminan logrando es que la pareja que se casa esté todo el tiempo siendo arrastrada entre algo y algo por alguien que organiza. El brindis muchas veces adolece de ese problema, porque uno brinda con los novios en sentido figurado, y no puede brindar realmente porque los novios ya fueron arrastrados hacia otro algo.

Adri y yo

Al casamiento de ayer se lo tomaron con tranquilidad, y eso hizo que los novios estuvieran mucho más cerca de los invitados. Por eso cada uno podía agarrar su copita, brindar con el que tenía cerca, y luego ir y brindar con los novios.

Así, entre copa y baile fue cayendo la noche. Ya cerca del final de la fiesta, cayeron algunas gotas, pero muchos seguimos afuera, divirtiéndonos entre el baile y la alegría de todos.

Ya de noche, después de la lluvia

Pero finalmente nos fuimos... y nos fuimos a la casa de los novios (no todos, sino algunos amigos que queríamos seguir la joda), donde seguimos comiendo, tomando, y charlando. La verdad, un remate del día de fiesta muy lindo. No nos quedamos mucho, porque con Moni estábamos rotos y nos faltaba un largo viaje de vuelta.

Comodoro en pleno

Así que al rato agarramos el auto y emprendimos el regreso. Habremos llegado a casa a eso de las 23 y monedas, pero tan cansados, ¡que no me acuerdo el haberme acostado!

Repito. Una de las mejores fiestas de casamiento en mucho, mucho tiempo.

Comentarios Imprimir

Simpatía por el Diablo

Por favor, permíteme presentarme, soy un hombre de riqueza y buen gusto. Estuve por aquí durante un largo, largo tiempo; robé el alma y la fe de muchos hombres

Yo estaba cerca cuando Jesucristo tuvo su momento de duda y aflicción, me cercioré de que Pilatos lavase sus manos y sellase su destino. Y estaba alrededor de San Petersburgo, cuando vi que era el momento de un cambio: maté al Zar y a sus ministros, Anastasia gritó en vano.

Conduje un tanque, ocupé un puesto de general cuando la Blitzkrieg rugía y los cuerpos hedían. Observé con alegría cuando tus reyes y reinas lucharon durante diez décadas por dioses que ellos mismos crearon. Yo grité: "¿Quién mató a los Kennedy?" cuando, en definitiva, fuimos tú y yo.

Encantado de conocerte, espero que adivines mi nombre. Pero lo que te confunde es la naturaleza de mi juego.

Igual que cada policía es un criminal, y todos los pecadores son santos, todas las caras son cruces. Sólo llámame Lucifer, pues necesito un poco de contención.

Así que si me encuentras, ten algo de cortesía, ten algo de simpatía y un poco de buen gusto. Usa todas tu bien aprendidas buenas maneras o destruiré tu alma.

Encantado de conocerte, espero que adivines mi nombre.

(Mick Jagger, "Sympathy for the devil", traducida, recortada y reordenada)

Comentarios Imprimir

Bandera PyAr - Votación

Estamos a miércoles, y el viernes se cierra la votación de la primer bandera de Python Argentina (más info acá, con estos diseños, pero para votar tienen que estar suscriptos a la lista de PyAr).

Yo propuse cuatro modelos. Y tuvieron bastante buena aceptación: Aunque no voy ganando, porque el modelo Pablo6 me desplaza del primer puesto, tengo los cuatro modelos dentro de los siete más votados.

http://farm2.static.flickr.com/1197/533315956_727fe4661c_o.png

El viernes cierra la votación, hay dos días para hacerle alguna que otra modificación menor, y el lunes ya se manda a imprimir, :D.

Gracias a Alecu, por llevar adelante este proyecto.

Comentarios Imprimir

Segunda etapa

Bueno, arranca una nueva etapa del blog.

Esta nueva etapa no gira en su contenido, frecuencia de posts, estética. No. Gira sobre la estabilidad.

¿Por qué estabilidad? Porque finalmente me fui de Dattatec, que tenía un servicio de mierda. Pésimo. Nunca lo consideren como una opción válida.

Y si ustedes están en Dattatec, aprovechen para cambiar. Según mi experiencia y la del Chaghi, todo depende de qué servidor les tocó en suerte. Pero tarde o temprano, les llegará.

Hoy por hoy, estoy en Hoztear. Espero tener mejor suerte. Como yapa, migré a LifeType 1.1 (LifeType es el software que me da la función de blog sin tener que editar un montón de páginas a mano).

Por lo pronto, todo funciona bastante bien. Les pido por favor que cualquier funcionalidad que vean con algún inconveniente, lo que sea que todavía no esté trabajando al 100%, el menor inconveniente, me avisen.

Ahora que tengo estable el sitio, es hora de corregir esos detalles.

Mil gracias, y bienvenidos de nuevo, :D

Comentarios Imprimir