Fotos del cumple de Lucas

Con Lucas....

/images/uff/530138930_73458c8804_o.jpg

El viejo efecto del flash de cerca en la cara de Lucas, el espejo que le aporta misterio a la foto, yo mirando de costado y Silvana con cara de espantada de fondo...

/images/uff/530235311_ae0c9373bd_o.jpg

Cuando revise las que Chena me mandó del cumple de Nati subo un par.... pero están en casa, y no vuelvo hasta el viernes.

Comentarios Imprimir

Viaje a Chile

Ayer viajé a Chile, a una reunión de trabajo. El vuelo era a las 14:15, porque no había más tarde cuando la empresa compró el vuelo. Sin embargo, estaba haciendo la cola para abordar, y se me acerca un empleado de LAN Chile, me pregunta si estaba viajando sólo, y me ofrece cambiar mi vuelo por uno cuatro horas después, dándome ellos a modo de compensación un almuerzo para matizar la espera y dos pasajes ida y vuelta a Santiago. Como para dudar de qué hacer, ¿no?

Así que salí a las 18:05 para Chile, en un vuelo normal sin nada especial que contar. Luego me tomé un transfer (camionetita que lleva a varios que van para el mismo lado, y que sale más barato que un taxi) hasta el hotel, dejé las cosas, fui a comer y al sobre tempranito.

Comentarios Imprimir

Fin de semana

El fin de semana fue de parranda. Comprenderán que a uno no le gusta esa vida, pero como en la semana me iba a Chile, necesitaba acostumbrar a mi cuerpo a otro horario para contrarrestar el enorme efecto jet lag del viaje a Chile (de dos horas, ;).

Así que el viernes comenzó con Silver Star, un pool en Liniers que en horas tempranas está muy bueno (el ambiente, la música y los precios casi que me obligan a repetir algún pool ahí), pero que tirando a la madrugada se vuelve demasiado boliche y se llena de gente al punto de que a uno le den ganas de comenzar una masacre (eh... les dije que había visto Sin City, ¿no?).

El sábado a la noche asistí al fantástico cumpleaños de Lucas (felices 22). Y digo fantástico porque hubo muy buena música, estuvimos preparando unos tragos bárbaros, y el frío aguantó para que se pueda hacer medio al aire libre. Y además, ¿en cuantos cumpleaños puede haber en un momento un grupo de gente montando un disco IDE y tratando de que el Linux lea la partición NTFS?. Nada, espectacular.

El domingo a la noche, para completar el finde, fui al cumpleaños de Nati (felices 21), el cual estuvo muy bien (a pesar de la música, que sólo en algunos momentos estuvo buena, y siempre gracias a la intervención de Chena). Así y todo la pasamos muy bien, alternando el estar afuera con el estar adentro (afuera hacía mucho frío, pero era donde estaba la joda). Notable lo poco que se de geografía sudoeste, Lavallol para mi estaba en la otra esquina del infinito, pero el viaje de vuelta duró solamente 20 minutos (ojo, a las seis de la mañana con la mayoría de los semáforos de Camino de Cintura titilando, pero igual).

Comentarios Imprimir