Regalo de fin de año: Recordium

En estas últimas semanas terminé de poner a punto un proyectito que había empezado durante el año. Aunque le faltan algunos detalles, ya es funcional y útil.

Se llama Recordium. Es una aplicación sencillita que ayuda al vos-fuera-de-tu-compu a recordarle cosas a tu futuro vos-en-la-compu.

Recordium

La idea es que ejecutás Recordium en tu computadora, y se pone ahí como un iconito pequeñito.

Después, en cualquier momento, estando en la calle, cortando el pasto, en la cola de la panadería, etc, cuando te acordás de algo que tenés que hacer, le mandás un texto o audio de Telegram a tu Bot de Recordium.

Cuando volvés a tu computadora (donde tomás las acciones correspondientes sobre eso que te habías acordado), el iconito de Recordium va a estar iluminado, te va a decir que tenés un mensaje nuevo (o más), y ahí podés leer/escuchar lo que te habías acordado en otro momento.

¿Se podría hacer algo similar utilizando herramientas más complejas? Sí. ¿O algún servicio de Google? También, pero no quiero meterle más yo a Google. Igual, lo más importante de Recordium es que me sirvió de proyecto juguete para (al mismo tiempo que lograba una funcionalidad que yo quería) tener algo hecho en Python 3 y PyQt 5.

Comentarios Imprimir

Atahualpa el filósofo

El otro día estaba en un bar, durante la PyCon Argentina, la tele decía algo de "Urgente" y no recuerdo qué boludez pasaban como contenido. Yo le comenté a alguien al lado mío de qué mal usados eran esos "urgente" o "importante" en los noticieros o canales de noticias/chismes.

Y el otro día justo estaba viendo un programa sobre Atahualpa Yupanqui con Felipe (en Encuentro, "El filósofo") y Don Atahualpa se manda la siguiente frase, tan linda y tan a tono, que osé transcribirla acá.

Atahualpa Yupanqui

Ahora tenemos la televisión, la radio; ahora nos traen una noticia rápidamente, lo que está pasando en Oriente, lo que está pasando en todo el mundo. Al segundo lo sabemos, al minuto lo sabemos.

Lo que no sabemos es cuantos poetas escribieron un poema, ayer y antes de ayer, y el domingo antes de la tormenta, o el viernes después que anocheció.

Ninguna revista, ningún diario nos dice "En Villa Dolores ha salido un poeta; en Buenos Aires, en Arrecife hay un nuevo poema de Fulano; Fulana ha escrito este hermoso poema, acá va señores", enseñándonos como los argentinos pronuncian la poesía o la literatura a través de sus desvelos, de sus impaciencias, de esa locura divina que los hace afirmarse en su continente.

No tenemos. Tenemos sí la noticia de la guerra que viene, de la que se prepara, del discurso que viene, del que se prepara.

¿Y lo otro?

¿Y lo de adentro?

Comentarios Imprimir

Incubadora de eventos

Una de los roles claves de la Asociación Civil de Python Argentina (en adelante "AC") debería ser que la gente se junte y comparta conocimiento. En consonancia con esto, estuve armando la siguiente idea para ayudar a que se generen eventos y reuniones.

Hay distintas formas en la cual la AC puede ayudar a los organizadores de un evento, entre ellas:

  • Ayuda logística: transmitir experiencia, ayudar a resolver inconvenientes que se produzcan en la operatoria del día a día
  • Ayuda financiera: como es normal que algunos sponsors se comprometan a aportar dinero, pero luego ese aporte se demora (por el sponsor en sí, o trámites de todo tipo, especialmente internacionales), la AC puede adelantarle dinero al organizador, el cual ingresará a la AC luego cuando el sponsor efectivice.
  • Ayuda económica: Partiendo de la idea base de que el evento salga hecho, o incluso genere dinero para la AC, hay dos puntos en que se puede ayudar económicamente: siendo sponsors de un evento muy chico (ej: pagando unas pizzas para un sprint), pero me parece más importante poder ser una red de contención, en el caso de que por fallos en la planificación conjunta se pierde algo de dinero: que la pérdida la cubra la AC y no la persona que organizó.
  • Ayuda institucional: Por un lado es útil tener una entidad legal para poder presentarse a más sponsors, o al estado, dando más seriedad al evento, y además es imprescindible que los sponsorships o donaciones para el evento se hagan a una entidad ya formada, y no a individuos; esto le saca un quilombo personal al organizador, y permite pagos internacionales.

Para poder ejecutar estas ayudas, los organizadores del evento y la AC tienen que colaborar, seguir ciertos pasos y reglas. ¿Quizás incluso firmar algún contrato?

Describo la metodología a grandes rasgos en los siguientes puntos. Pero esto hay que pensarlo, refinarlo, y escribirlo bien en detalle, para lograr dos cosas:

  • que el organizador u organizadores entienda bien como la AC va a jugar en esto
  • que la AC corra la menor cantidad de riesgos innecesarios posibles

Entonces, la idea es tener un presupuesto base, un template de lo que sería el presupuesto final del evento, con todo lo que podamos pensar y se nos pueda ocurrir de eventos anteriores. Se recorre el mismo con el organizador, en una primera instancia, y se elije lo que el organizador "quiere hacer"; luego el organizador mismo tiene que poner un estimado de costo a cada ítem, y separar los ítems en tres secciones (o quizás sólo dos para eventos chicos):

  • de mínima: sin esto el evento no sale
  • intermedio: con esto el evento está lindo
  • de máxima: si se logra esto es un golazo

En función de todo lo elegido, hay que planificar los sponsorships necesarios, en base a niveles: definirlos, incluyendo el costo y las retribuciones. Es imprescindible que la AC de "el visto bueno" sobre esta planificación, y que luego realice un "seguimiento en el tiempo" de la evolución de la ejecución del presupuesto. Acá la AC también puede jugar un rol centralizador, básicamente armando un folleto de "hay un nuevo evento, ¿querés ser sponsor?" y mandándolo a todos las empresas, instituciones, o lo que sea que tengamos en carpeta.

También en esta interacción AC/organizador se pueden pedir más cosas, o hacerlas obligatorias, ejemplo (¡hay que pensar más!):

  • que el evento tenga un código de conducta; incluso la AC puede proveerlo, junto con un pequeño texto de "qué hacer si se recibe una denuncia"
  • que el sitio web del evento sea "exportable a estático", así la AC lo guarda y sirve a futuro; también la AC podría dar un sitio web base, y hostearlo.

Por último, un detalle: estaría bueno que la AC también cumpla el rol de "paraguas legal" (básicamente, lo que arriba describo como "ayuda institucional") para ayudar a otros grupos relacionados con el software y/o cultura libre, para que puedan ellos hacer sus eventos.

Comentarios Imprimir

PyCon Argentina 2016

El fin de semana pasado fue la octava edición de la conferencia nacional de Python en Argentina. Se realizó en Bahía Blanca, tres días de talleres y charlas.

Yo dí una charla, Bindings, mutable default arguments, y otros quilom... detalles, y asistí a otras; las que más me gustaron fueron "Poniéndonos un poco más serios con Kivy" por Sofía Martin y alguien más que no recuerdo, "Compartiendo memoria eficientemente con proxies" por Claudio Freire, "Argentina en Python: comunidad, sueños, viajes y aprendizaje" por Humitos, "MicroPython en EDU-CIAA" por Martín Ribelotta, "Redes neuronales con Python utilizando Keras" por Fisa, "Deep learning: aprendiendo con la escafandra" por Javi Mansilla, e "Introducción a programación paralela con PyOpenCL" por Celia Cintas.

Mi charla, renovada

Las keynotes estuvieron muy bien, también. Fernando Schapachnik, de la Fundación Sadosky nos habló del problema de género en las comunidades informáticas (con datos, análisis, y una arenga política al final que estuvo bárbara). Ángel Medinilla nos dio una charla-show-standup sobre metodologías ágiles (excelente presentación). Y la última fue de Victoria Martínez de la Cruz, contando las ventajas y desventajas de trabajar de forma remota (algo que se está imponiendo más y más en las comunidades de software y que está lleno de mitos, así que era muy necesaria).

La organización del evento también estuvo impecable. Se nota que laburaron un montón y salió todo muy bien.

Los asistentes a punto de escuchar una plenaria

Más allá del costado técnico, y de lo que sucede en estos eventos de charlas que se generan, reencuentros, etc, tanto en pasillos como luego de la conferencia en bares o por ahí, quiero destacar el lado "humano"que tuvo esta conferencia.

No sólo las keynotes hablaron de las personas o sus grupos de trabajo, sino que también tuvimos charlas que hicieron lagrimear a varios, como la de Humitos que mencioné arriba o la de Roberto Alsina ("Cómo desarrollar software libre (o no) y no morir en el intento (o no)", que no pude ver pero me contaron). Pero había algo más en el ambiente. Gente comentando lo copada que son organizadores y asistentes en este evento, que cómo te ayudan con todo, que se preocupan, etc. Había muy buena onda por todos lados.

Relajando un poco, en el almuerzo del primer díaTrabajando en uno de los espacios abiertos que había

Hubo una anécdota interesante, también. Resulta que una señora vio en un kiosco a unos asistentes a la conferencia que tenían algo de Python encima. Entonces fue a la escuela de su hijo mayor, de 13 años, lo sacó antes de hora y volvieron a la zona del kiosco (que obviamente, era muy cerca del edificio de la conferencia). Justo pasábamos otros chicos y yo, vieron un pin de Python que llevo en la mochila, y nos preguntaron qué onda. Les contamos de la conferencia, Diego M. les regaló el librito del evento, y listo.

Nosotros pensábamos que terminaba ahí. Nada más lejos.

Al rato volvemos al edificio donde se desarrollaba el evento y vemos que sube a la zona de la conferencia la madre y los dos niños. El pibe de 13 se colgó todo el día yendo de charla en charla, mientras la mamá le hacía el aguante en una zona con sillones. No sólo eso, sino que fueron el sábado y el domingo a la conferencia, y se pasaron todo el finde allí. Notable.

Todas las manos todas

Para cerrar les dejo las fotos que saqué, más esta búsqueda de tuiter que está buena.

Comentarios Imprimir