Cerrando el año con todo

Bueno, casi. Estamos terminando Noviembre, pero venimos muy acelerados.

Por suerte casi se terminó la "época de conferencias". Dos PyCon en Octubre y Jornadas en Junín en Noviembre me sacaron bastante tiempo. Pero también tuve un viaje de capacitación a Orlando de una semana, y tengo un sprint la semana que viene (por suerte en Buenos Aires). Ah, y veníamos casi sábado por medio con las Charlas Abiertas en La Tribu...

Mañana está Fábrica de Fallas, y el domingo viene gente a casa, hago asado para quince. Por suerte hoy puedo relajarme un poquito, ¿no? No, a las seis me rajo para La Plata al evento de cierre del postgrado de computación para científicos en el que vengo mostrando Python los últimos dos años.

Pero bueno, calavera no chilla y chancho limpio nunca engorda (?).

Por otro lado, la familia muy bien, ví a mi padre, madre y hermana esta semana, Felu sigue creciendo maravillosamente, y con Moni estamos terminando de terminar los arreglos iniciales de la casa para terminar de mudarnos (sí, nos mudamos hace dos meses, pero todavía no terminamos).

Tengo a todos mis proyectos open source casi en hold, ya retomarán momento cuando termine de cerrar el año.

Bueno, los dejo que me tengo que ir a bañar, recién llegué de tenis (hermoso día de 33°C con un sol bárbaro).

Comentarios Imprimir

Vuelta a Taniquetil

¿Qué? ¿Me fuí? No, ¡me fueron!

Bueno, casi.

Resulta que nic.ar te hace renovar el nombre (en mi caso, taniquetil.com.ar) una vez por año. Normalmente manda mail antes de la fecha límite de renovación, pero esta vez o no lo mandaron, o me dieron de baja los DNSs antes de mandarmelo.

Y encima yo, bien boludo, tenía el mail de contacto bajo este mismo nombre (lo pasé cuando me fuí de Movistar), así que me costó reactivar el nombre.

Pero bueno, ya está. Tengo que pasar el contacto a otra cuenta de correo. Y espero acordarme antes el año que viene :|

Comentarios Imprimir

Sextas Jornadas de Software Libre en Junín

El finde pasado estuve también de conferencia, en dichas jornadas.

Fuimos en mi auto Luciano, Roberto, Fisa y yo. Arrancamos el viernes tempranito y a eso de las dos de la tarde ya estábamos allá, donde fuimos muy bien recibidos. Hicimos el check in, almorzamos, y luego hicimos algo de tiempo (yo hice una micro siesta y me pegué un baño) y finalmente cruzamos la calle hasta la Universidad, donde arrancó el evento.

Yo abrí la conferencia con la charla de Python más rápido que C y luego hubieron algunas más que ya había visto, y una de "Fortificacion en instalaciones de servidores Debian" por Luciano Bello, que estuvo muy bien, súper interesante.

Esa fue la última charla del día (que como había arrancado a la tarde, terminó a las nueve de la noche), así que luego de un rato en el que pasamos apenas por el hotel, nos fuimos a un asado los organizadores y disertantes (los que estábamos allí y un par que cayeron más tarde). El asado estuvo genial, todo muy rico (picada, asado y postres), y el ambiente copadísimo. Hace rato que no me reía tanto en una reunión así.

Ya pasada medianoche emprendimos el regreso caminando (eran unas quince cuadras hasta el hotel), pero media cuadra antes de llegar al mismo vimos un pool abierto, y la tentación fue muy grande: con Nico César nos quedamos como tres horas más jugando y charlando.

Al otro día obviamente me levanté más tarde de lo que hubiese debido, me afeité, bañé, desayuné y llegué a la Universidad para la segunda charla. El segundo día también estuvo interesante, destaco las charlas de Andrés Riancho sobre aspectos de seguridad web, la de Nico César sobre administración de sistemas en gran cantidad de servidores, y otra de Luciano Bello sobre Linux capabilities.

La última charla del evento fue Entendiendo Unicode, luego algunas palabras de los organizadores, un sorteo, fotos, y desbande generalizado.

Con algunos de los chicos nos fuimos a tomar una cerveza, y luego hicimos un rato de tiempo hasta que fuimos a comer, a un club local. Luego al hotel, a dormir tempranito, porque el domingo arrancábamos el viaje de regreso a las ocho y media de la mañana...

La verdad es que la pasé genial el fin de semana. No sólo porque el evento en sí estuvo bárbaro (casi todas las charlas me resultaron interesantes, y estuvo bien organizado), sino que me volví a ver a un grupo de gente con el que me llevo muy bien. Es notable la dinámica que se logra en estas conferencias, porque hay un montón de gente de todo el país que si no fuese por estos eventos no nos veríamos (¡ni nos hubiésemos conocido!) y nos vamos reencontrando algunas veces al año en distintos puntos de nuestra geografía.

Es un lujo poder participar en esto.

Comentarios Imprimir