Disfrazados

Ayer tuvimos un cumple. Un doble cumpleaños. Dos personas cumplían 50 años, Inés (hermana de Marcelo Halm), y Silvia (directora de Moni en uno de los jardines). Al cumple lo hicieron en conjunto en una quinta por Tortuguitas.

Al punto del post: había que ir disfrazados, vestidos como la década del '70.

Moni y Facu disfrazados de 70s

El cumple, muy bien, muy emotivo (encima este es el último año de Silvia como directora). Silvia tiene como 1000 primos, algunos bastante histriónicos, e hicieron una teatralización y todo (¡muy divertido!). Había unas pizzas riquísimas, y cerveza tirada (tomar nota: cerveza tirada es una muy buena opción para una fiesta, y no creo que salga más caro). Tocó una banda en vivo, cantaron los mismos invitados, muy lindo.

La pasamos muy bien.

Comentarios Imprimir

Algunos cambios

Si estuvieron prestando <em>algo</em> de atención (bueeeeeeeno, no es que tienen que ser Sherlock Holmes), habrán notado algunos cambios que fui haciendo en el sitio.

Ojo que hubieron cambios visibles y otros no tantos. El mayor que hice fue irme de Dattatec (era una mierrrda en su última época), y arribar a Hoztear (hasta ahora, muy bien).

De ahí en más, me puse las pilas (algo empujado por Mariano) por terminar de redondear todos los detalles en el sitio nuevo, algunos que arrastraba de antes de la migración, y otros productos de la misma.

Por lo pronto, actualicé a la última versión de Lifetype, que es el motor de este sitio, lo cual me solucionó algunos inconvenientes nuevos (por ejemplo, ahora el blog no te muestra 128923 posts cuando vas a un archivo, sino que te arma varias páginas (ver abajo de todo); bueno, eso no funcaba del todo bien, ahora sí).

E hice otros cambios más visibles. La fecha de los posts es más piola. Ahora tienen un link de imprimir en cada post, que los lleva al post con un formato super amigable para la impresora (¡salvemos los bosques!). Agregué un glitch con el orden de los datos que te pide cuando ponés un post, y mejoré los textos de esa página.

En fin, mil detalles, que vengo tocando de hace un par de meses cuando tengo un rato (y ganas, maldita sea, que esto es un hobby).

Hay, eso sí, dos cambios grandes. Uno es el Buscar que puse arriba a la derecha. Con esta funcionalidad pueden buscar cualquier cosa en mi sitio. Es útil (para mí seguro), porque mi sitio muchas veces sirve de referencia de cosas que pasaron en mi círculo más o menos privado, y está bueno tener un registro fácilmente encontrable.

El otro cambio notable es que me subí al tren de Adsense. ¿Qué es eso? Son propagandas. ¿Por qué puse propagandas? No por la guita, seguro (si ven la página 12032 veces, como que gano 0,000001 pesos), sino por ver qué aparece. Es que Adsense son unas propagandas de Google, que teóricamente te muestra cosas relacionadas con la página que estás viendo.

Estoy experimentando en dónde ponerlas. Puse una chiquita en la barra de la derecha, y dos horizontales, una chica cuando van a hacer un comentario, y una más ancha cuando van a imprimir. Son libres de ignorarlas, ya que como dije esto no surge de una motivación económica. Eso sí, si me gano unos pesos (son bienvenidos a hacer click en esas propagandas), será para pagar el hosting del sitio, que tampoco es gratis.

Me quedan dos cosas para hacer. Una es corregir la hora de los posts pre-migración (por un cambio de comportamiento de Lifetype esos posts quedaron con tres horas desfasados). Y el otro es agregar un plugin que desarrolló Mariano que te muestra qué estaba uno escribiendo hace un año (es lindo, el típico "hace un año, este mismo día, ...").

Sigo trabajando para ustedes, :). Más noticias en el próximo boletín.

Comentarios Imprimir

Auto upgrade

Descripción

Le hice el upgrade al auto. La versión 4.1 ya no tiene un bug conocido como aeroventilas.

Screenshots

http://farm2.static.flickr.com/1209/540696458_028af2b595_o.jpghttp://farm2.static.flickr.com/1035/540696610_fdea73dee1_o.jpg

Changelog

  • Rellenado de agujero, interior y exterior, parante trasero. Pintado.
  • Rellenado de agujeros guardabarros delantero. Pintado.
  • Retoques guardabarro delantero derecho. Pintado.
Comentarios Imprimir

Vuelta a Concordia

Este fin de semana largo no pasó desaprovechado bajo ningún concepto: con Moni tomamos la ruta (nunca encontré una expresión tan buena como "hit the road"), y partimos para Concordia.

Ultimo viaje posible antes de las fiestas. Fin de semana largo, pero sólo tres días. Igual decidimos tomárnoslo con calma.

El jueves a la noche fue movido socialmente. Moni tuvo la fiesta de egresado de Manuel Halm (egresó de la primaria, Moni había sido su maestra de sala de 3, :), y luego junto partimos para Flores donde nos encontramos con gente del Centro de Supervisión de Movistar, Diego (a.k.a. El Gato), Roxi, Ariel Martinez, y dos vagos más de los que no me acuerdo el nombre. La cuestión es que nos acostamos como a las dos de la mañana con bastante cerveza encima.

No es un buen prospecto como para levantarnos seis y media de la mañana y salir a manejar, ¿no? No.

Primero, nos levantamos a las nueve. Tranqui. Y preparamos todo. Y desayunamos. Y etcétera. Terminamos saliendo a las once y pico. Al sol no le temíamos (¡aguante el aire acondicionado!), la idea era pegarle derecho. Pero no pudimos cargar nafta al salir, así que tuvimos que parar faltando unos 200km para echarle nafta al tanque.

Y eran como las dos de la tarde: aparte de nafta al tanque teníamos ganas de echarle algún sólido al estómago. Vimos una parrillita en la estación de servicio, pero por recomendación del playero fuimos a otra que estaba unos kilómetros más adelante. La verdad, muy buena comida. Parrilla libre (aunque por la hora sólo quedaba asado, chorizos y morcillas), ensalada, tortilla, y la panza llena para seguir el viaje.

Terminamos llegando a Concordia como a las cinco de la tarde. Un desastre. Nosotros chochos. Pasamos por la radio de César para buscar las llaves de la nueva casa que habían alquilado él y Sandra, así bajábamos las cosas del auto, y terminábamos de llegar.

La casa, una hermosura. Aunque los chicos dicen que tiene detalles de construcción, la realidad es que está muy linda. Y ellos tienen lindos muebles, así que estaba todo muy bien.

La casa de los chicos

Quiero destacar, antes de seguir escribiendo y quizás olvidarme, de la maravillosa hospitalidad que nos brindaron los chicos. Mil gracias.

Sigo, entonces. Bajamos todo del auto y partimos a lo de la tía de Moni. Nos quedamos un ratitito nomás porque ella ya estaba saliendo para misa (parece que era un día medio religioso, el viernes, o algo). Entonces volvimos a la casa, nos acostamos un rato, nos pegamos un baño, y estábamos listos para todo.

El "todo" era pasarla bien, así que basicamente esperamos a los chicos, charlamos a morir, nos comimos una pizza que estaba muy rica, y ¡a dormir! (tanto César como Sandra trabajaron ese viernes y trabajaban el sábado).

Los cuatro en el patio

Al otro día nos levantamos bien temprano, como siempre, aunque quizás un poco demasiado considerando que estábamos de vacaciones: a las ocho y cuarto estaba haciéndome un mate. Moni se levantó un toque después, desayunamos, jugamos a las cartas, y luego de boludear un rato partimos para Salto Grande, Uruguay.

La vez pasada no me habían dejado pasar, porque saltó que me buscaba la DEA por una causa de contrabando en Bolivia (mentira, tenía la cédula vencida y no había llevado DNI). Esta vez no tuvimos mayor problema, y llegamos al centro de Salto a eso de las 12:45 de Uruguay, que están una hora adelantados con respecto a nosotros.

Camino y cielo

Todo muerto, no había nada. Muy pocos negocios abiertos, incluso había muchos cerrados aunque por el horario deberían haber estado abiertos. Suponemos con Moni que es porque era puente en el feriado, no sé. La cuestión que estuvo feote el paseo (hasta que fuimos a almorzar, jejeje).

Pegamos entonces el retorno, pero no volvimos al centro de Concordia, sino que nos quedamos en el lago. Lectura a morir, siesta, música suave, tranquilidad.

En el camino de vuelta pasamos por el supermercado y por un bazaar, porque queríamos regalarle algo a los chicos para la nueva casa, y decidimos comprar un pollo y hacerlo a la parrilla. Sandra tenía la fiesta de fin de año de su trabajo (Megatone), así que no cenó en casa, pero estuvo charlando con nosotros hasta que se fue, mientras César hacía el fuego, y eso.

Descansando en el lago

Con Moni teníamos ganas de salir un rato, pero se terminó haciendo la una de la mañana, estábamos molidos, y nos fuimos a dormir. Al otro día nos levantamos más tarde, y los chicos no tenían que trabajar. César salió un rato con la hija, y nos quedamos desayunando con Sandra, planeando lo que íbamos a hacer luego. Decidimos ir todos a comer a lo de la Tía Rosa, y partimos a comprar ravioles. El almuerzo estuvo muy rico, pero nosotros no nos podíamos quedar toda la tarde, porque teníamos que tomar el camino de regreso.

¿Les dije que fue un finde tranquilo? Bueno, al punto que después nos echamos otra siestita, preparamos todo, nos tomamos unos últimos mates con Sandra y César, y salimos a la ruta como a las cinco y media de la tarde, luego de cargar nafta. Volvimos sin problemas ni demoras, y a las diez y media de la noche ya estábamos acá para irnos a dormir temprano, ;)

Comentarios Imprimir

¿Por qué gusta lo complicado?

Los veo programar, en VisualBasic, por ejemplo, o en Java... y están todo el tiempo abriendo y cerrando llaves, escriben el IF, y luego abajo escriben el END IF....pero dudan, no saben que poner adentro, todavía, entonces borran el END IF...

¿Cuánto más eficiente es esa persona si no tuvo que escribir el ENDIF y borrarlo las tres veces? ¿Se puede concentrar mejor si no lo tiene que hacer (como en Python)? Si supiera concentrarse, de entrada, ¿lo escribiría una sola vez y listo?

La sintáxis del lenguaje, ¿ayuda en estos casos? En muchos casos estoy seguro de que sí. ¿Y en estos?

Muchas veces leo que Java, por ejemplo, es muy dificil de programar sin una IDE que te automatice todo esto... ¿entonces por qué no dejarlo de lado? Si voy a poner llaves para abrir y cerrar, pero no lo quiero poner y dependo de que me lo haga la IDE, ¿para que tener llaves? Porque después, si no tengo la IDE, no puedo programar... ¿No puedo usar algo más intuitivo para mí, y no para la máquina?

Comentarios Imprimir