Instalando software en Linux

Hay un excelente artículo sobre como afinar las capacidades Multimedia de Fedora (está en los enlaces, a la derecha de la página, en la categoría de Linux). Su autor es Eric S. Raymond.

Es muy instructivo seguirlo, por las explicaciones de base que da. Incluso es bueno para aprender sobre las tecnologías de actualizaciones automática de Fedora (y otras distribuciones de Linux).

Específicamente, muestra como usar el up2date, yum y apt-get, explicando como configurarlo, precauciones a tener y demás info (al respecto, tuve algunos inconvenientes con los mirrors que recomendaba ESR, pero buscando encontré mirrors más cercanos).

El yum (que es el que más me gustó de los tres) es fantástico.

En Windows, cuando uno quiere instalar un software, debe buscar el instalador, bajarlo, ejecutar el instalador, y luego seguir los pasos indicados por el mismo para que el programa quede funcional. Peor, si uno quiere actualizar un software, debe bajar la nueva versión, enfrentarse a los pasos anteriores, y esperar que no traiga conflictos con la versión anterior instalada (o desinstalar previamente la anterior, con lo que tenemos el problema de cómo mantener las configuraciones y demás data entre ambas versiones, para que no se pierdan).

En Linux, con yum, es casi demasiado fácil. Por ejemplo con "yum update Mozilla", automáticamente trajo la última versión del Mozilla, la instaló (hizo la actualización de la anterior, manteniendo toda la configuración de los perfiles), sin mayor interacción por parte del mía.

O por ejemplo cuando quise instalar un nuevo programa, "yum install xmms", y listo. Luego de una barra de download, preguntarme si confirmaba la instalación, ya tenía el programa en mi máquina. No tuve que realizar toooodos los pasos que son necesarios en Windows.

Ah! Y también resuelve (verifica/baja/instala) el tema de las dependencias automáticamente, sin mayor inconveniente.

Comentarios Imprimir

Open Office

Lamentablemente tomé la decisión de dejar de usar Open Office en mi entorno Windows en la oficina. Las razones:

  • Realmente es pesado. Tengo una máquina rápida pero con solamente 256MB de RAM: los 50MB en memoria del "Arranque Rápido" me hacían caer en swap, lo que ralentizaba toda la máquina.
  • Es muy compatible, pero no 100%. Y encima el Word/Excel es infeccioso: cuando rompen algo en la planilla (típico comportamiento de que uno quiere hacer algo que sabe que se puede pero no funca), luego en OpenOffice se ve mal o sigue funcionando mal.
  • Me traia demasiado overhead andar preocupándome de los detalles de compatibilidad con todo el resto de Unifón (que usa MS), y en este momento de pico de trabajo es demasiado.

Ejemplo de estos dos últimos puntos: yo tenía una planilla (en OO) donde llevaba una pequeña estadística. En un momento la quiso ver mi jefe, por lo que la grabé en formato MS. La abrí con el Excel, y no me mostraba el segundo eje Y. Jugué un rato, lo puse, lo saqué, y varias cosas más, pero nunca apareció en el gráfico. Grabé la planilla (había hecho algunos cambios que quería conservar) y cuando la abrí con OO había cambiado.

Los valores eran los mismos, el gráfico era el mismo, pero tenía muchos detalles de estética. Léase: era perfectamente útil, pero no me servía como planilla que quiero pasarle a un jefe para que observe unos datos.

En resumen, mi experiencia es que el OO está a un nivel absolutamente profesional. Y es compatible con MS. Pero se complica usarlo en un entorno 99.9% MS.

Comentarios Imprimir

Arranque

Bueno, parece que largamos con el blog.

Esto sería la continuación de mi previa Bitácora de Vuelo, cuyo contenido será migrado aquí.

Comentarios Imprimir